Yo lo hubiera firmado, ¿y tú?

Es un mal endémico del mallorquinismo alarmarse a la mínima que hay algún contratiempo. La pasada temporada con el equipo líder de manera holgada, se tropezó en algunos partidos consecutivos reduciendo la ventaja aunque continuando como líderes.  Se dispararon todas las alarmas, augurando una decadencia que nos llevaría a continuar otro año en el infierno. El equipo, con la misma base que actualmente, se repuso sobradamente y ya conocemos el final feliz de la historia.

Aun así la masa rojilla cae siempre en la misma histeria, aunque debo admitir que parece que la reconciliación afición-equipo ayuda a paliarla. Tras la derrota ante el Sporting en un partido mediocre, justo después de también caer derrotados en casa frente al Málaga -después de un brillante partido-, el murmullo vuelve a asaltar periódicos, redes sociales, la calle… Algunos sentencian a jugadores como Sastre por un error, otros piden algo más allá de un delantero en el mercado invernal y lo más generalizado es renunciar otra vez a soñar y mirar solo el 18º puesto.

No obstante, esta vez gran parte de la marea bermellona, aunque desliza algún comentario negativo, sigue llamando a la calma. Sinceramente, creo que con toda la razón. El Mallorca es un equipo recién ascendido que ha conseguido plantar cara a todos y cada uno de los rivales viniera de Primera, Segunda o Segunda B, cayendo en muy pocas ocasiones, haciéndolo siempre con opciones del empate y sin posibilidad de recriminar un mayor esfuerzo.

El equipo sabe a lo que juega, no es el Betis pero tampoco aburre, no pierde la cara nunca al partido, siempre va a por la victoria y ataca en tromba si va perdiendo, aporta garra, lucha, consistencia y un largo etcétera de cualidades que ni por asomo disfrutábamos temporadas anteriores en Segunda. Encima se traduce en resultados, estando a solo 2 de playoff, 10 sobre el descenso y con posibilidades de mejorar estas cifras antes de Navidad contra el colista.

Yo hubiera firmado antes de empezar la jornada 1 estar así, ¿tú no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *