El colista que necesitaba una gran dosis de paciencia

Parece complicado decir algo que no haya sido dicho ya cuando tu equipo está colista de la liga. Es un proceso tan mecánico y cíclico, que realmente todos lo conocemos al pie de la letra. Se empieza pidiendo la cabeza del entrenador, con o sin razón. Da lo mismo que el equipo juegue como los ángeles y haya obtenido pocos puntos por razones varias. En el fútbol resultadista en el que vivimos, victorias son gloria y derrotas y empates, destierro. Continuar leyendo «El colista que necesitaba una gran dosis de paciencia»