Manuel Olivares, el único Pichichi de la Historia de la Isla, nunca pasó por el Real Mallorca.

olivaresManuel Olivares Lapeña fue un genio del fútbol que nació en tierras mallorquinas, en el término de Son Servera, un 2 de abril de 1909. Se le apodó en su época como jugador “el chipirón” o “el negro” a causa de la oscura tonalidad de su piel. Su padre era carabinero que, para los menos familiarizados con la vida militar, era un cuerpo de seguridad del estado que acabó formando parte de la Guardia Civil. Así que, siendo Olivares niño, fue destinado a San Sebastián por lo que Manuel, “el chipirón”, crecería allí futbolísticamente hablando, en las categorías inferiores del Avión de San Sebastián.

Dicen de él que siempre se caracterizó por su calidad y su audacia, que manejaba las dos piernas con la misma solvencia y que salía de los lances o situaciones difíciles con una habilidad impresionante y con un uso de recursos poco aplicados por sus compañeros en la época. Contaba además, con un poderoso remate de cabeza. Su mejor jugada: recoger pases largos realizando un buen control, irse en velocidad de sus defensores y disparar a puerta asegurando el disparo entre los tres palos.

Alguna de esas habilidades habría adquirido ya, cuando fue reclamado en 1928 por el Deportivo Alavés donde es cariñosamente recordado. Allí dejó hitos como ser el primer jugador del Alavés en marcar en Segunda División el día 17 de Febrero de 1929, en Mendizorroza contra el R.C.D. de la Coruña, ganando los vitorianos por (3-0); o el ser el primero en hacer lo mismo en la división de oro del fútbol español, el día 7 de Diciembre de 1930, en San Sebastián, en el campo de Atocha, en el partido contra la R. Sociedad, que terminó con empate (2-2). Por los datos ya leídos, os daréis cuenta de que formó parte del primer equipo que ascendió a ambas categorías como máximo colaborador y artífice, por lo que le sobran los motivos a los ancianos del lugar para dejar asomar una lagrimilla cuando reviven sus lances de juego y las épocas que con “el chipirón” vivieron. Por aquellos tiempos, cuentan los escritos, cobraba 2,70 € (450 pesetas de aquellos tiempos) y el pago de la pensión en la que vivía por desarrollar su juego en tierras vascas.

Continuar leyendo «Manuel Olivares, el único Pichichi de la Historia de la Isla, nunca pasó por el Real Mallorca.»

Futbolistas de Baleares internacionales absolutos

A lo largo de la historia, pocos futbolistas nacidos en las Islas Baleares han recibido el honor y el reconocimiento de representar a un País a nivel absoluto, una de las mayores metas de un deportista profesional. Lo curioso es que desde el primer caso, Olivares en 1930, hasta el último, Albert Riera, que debutó con la roja en octubre del 2007 han pasado casi 80 años. Pese a que ha habido muchos casos de baleares internacionales en categorías inferiores, son solo seis los que fueron a nivel absoluto, y no todos con España.

Continuar leyendo «Futbolistas de Baleares internacionales absolutos»