RCD Mallorca 1-0 CE Sabadell: Tercera victoria consecutiva.

Ayer sábado, a las 16:00 de la tarde, se disputaba en el estadio de Son Moix el partido perteneciente a la 10ª jornada de la Liga Adelante. El equipo de Karpin recibía al Sabadell que llegaba de perder en casa, todo lo contrario que los bermellones que llegaban de ganar fuera.

Ficha Técnica

-RCD Mallorca: Cabrero, Cendrós, Kasim, Bigas, Gulan, João, Bustos, Marković (Arana 54′), Pereira, Marco Asensio (Martí 89′) y Abdón Prats (Šćepović 60′).

-CE Sabadell: Nauzet, Kiko Olivas, Carlos Hernández, Víctor (Aridai 76′), Eguaras, Javi Hervás (Porcar 82′), Sotan, Collantes, Gato, Juanto (Forgas 63′), Agus Medina.

Goles: 1-0 Arana (p) (63′).

Árbitro: El colegiado castellano-leonés, De la Fuente Ramos, amonestó por parte del equipo local a Abdón Prats (36′), Cendrós (81′) y Gulan (87′). Por parte del equipo visitante amonestó a Eguaras (53′), Agus Medina (58′), Carlos Hernández (62′) y Porcar (90′).

Resumen

Tercera victoria consecutiva del Mallorca, suceso que no veía la afición mallorquinista desde mayo de 2012. Pero lo más importante, aparte de las tres victorias, es el único gol encajado en estos tres partidos, la pareja Kasim- Bigas funciona a la perfección.

El partido daba inicio con dos equipos bastante igualados donde la posesión era para el Sabadell y las ocasiones de peligro para el Mallorca. Pero no tardaría el equipo visitante en cercar la portería de Cabrero, pero la defensa se mantuvo firme en todo momento. El marcador pudo moverse a favor de los arlequinados gracias a una falta botada por Collantes, pero el balón dió en la madera. La primera parte terminaba con empate a cero.

En la segunda parte Karpin daría salida a Arana y a Šćepović para intentar resolver el partido. Y así fué. Porque en el minuto 63′ de partido, en un centro al área del Sabadell, el serbio Šćepović se las ingeniaba para forzar un lanzamiento desde el punto de penalti y Arana era el encargado de ejecutarlo. Con el marcador a favor el Mallorca volvió a dar el balón al Sabadell y se echó atrás. Fueron pasando los minutos y los visitantes no podían con la defensa local. Finalmente salió al campo Martí para echar el cierre al partido y a tres puntos más.