CD Mirandés 2-0 RCD Mallorca: Concluye una nueva temporada para olvidar.

Ayer domingo, a las 18:00 de la tarde, se disputaba en el estadio de Anduva la 42ª y última jornada de la liga adelante. El Mallorca finalizaba la temporada lejos de casa y con la convocatoria de muchos canteranos, además de la posible despedida del Nanu Soler.

Ficha Técnica

-Mirandés: Razak, César Caneda, Álex Ortiz, Kijera, Rúper (Jordi Pablo 73′), Igor Martínez (Barahona 66′), Provencio (Carnicer 65′), Álex García, Emilio Sánchez, Juanjo y Pedro.

-RCD Mallorca: Miño, Company, João, Bigas, Gabri Izquier (Cifré 63′) Javi Ros, Bustos, Damiá Sabater (Tiá Sastre 79′), Cendrós, Brandon (Cedric 63′), Fofo.

Goles: 1-0 Pedro (7′) y 2-0 Pedro (90+1′).

Árbitro: El colegiado madrileño, Pizarro Gómez, amonestó con amarilla al jugador local Kijera (83′).

Resumen

Partido para cerrar la temporada y sin nada que jugarse, ambos equipos salieron con muchos suplente y en el caso del Mallorca hasta con seis canteranos de inicio. El partido rápidamente se ponía de cara para los locales, ya que en el minuto 7′ Pedro fusilaba a Miño en un gran desbarajuste de la defensa bermellona. Los hombres del Nanu, sabedores de que era el último partido de liga y que no se jugaban nada salieron a divertirse, intercalando buenas jugadas al primer toque, pero sin crear ninguna ocasión clara de gol.

La segunda parte comenzó igual que acabó la primera parte, con un Mirandés bien plantado y un Mallorca buscando sin suerte el gol. En el transcurso del segundo tiempo ingresaron tres canteranos bermellones más, el último partido del Nanu se caracterizará por haber jugado con hasta nueve canteranos, poco entrenadores pueden decir eso en el Mallorca. Con tanto jugador nuevo creó cierta inestabilidad, que se vio plasmada en el segundo gol local. Fue ya en el descuento y de nuevo Pedro quien fusilaba a Miño tras un nuevo error de la defensa bermellona, esta vez de João.

Finaliza una temporada para olvidar y así van ya unas cuantas. La temporada que viene es la del centenario y si el presidente quiere el ascenso tendrá que hacer algo más de lo que ha hecho hasta ahora.

RCD Mallorca 1-1 AD Alcorcón: Un punto que sabe a poco.

Hoy sábado, a las 16:00 de la tarde, se disputaba en el estadio de Son Moix el partido perteneciente a la 13ª jornada de la Liga Adelante. El Mallorca recibe al Acorcón con la baja sensible de Marco Asensio, que está concentrado con la selección Sub-19. Los de Karpin llegan al encuentro con cinco victorias en las últimas cinco jornadas y por su parte el Alcorcón llega al encuentro con dos victorias, un empate y dos derrotas.

Ficha Técnica

-RCD Mallorca: Cabrero, Cendrós, Kasim, Bigas, Gulan, João, Bustos, Arana (Marković 80′), Pereira, Fofo (Abdón Prats 63′) y Šćepović (Martí 70′).

-AD Alcorcón: Falcón, Charlie, Héctor Verdés, Chema, Bellvís, Rubén Sanz, Fausto, Escassi, Óscar Plano (Nagore 81′), Guichón (Fran Cruz 89′) y David Rodríguez (Martínez 87′).

Goles: 1-0 Arana (p) (4′) y 1-1 Héctor Verdés (45′).

Árbitro: El colegiado cántabro, Manuel Arias López, amonestó por parte del equipo local a Pereira (42′), Bigas (54′), Bustos (61′) y expulsó con roja directa a João (65′). Por parte del equipo visitante amonestó a Bellvís (20′), Fausto (36′), Nagore (85′) y expulsó con roja directa a Escassi (65′) y con doble amarilla a Rubén Sanz (77′) y (85′).

Resumen

Dieciséis puntos de dieciocho posibles, ese es el bagaje de las últimas seis jornadas. No está nada mal, pero jugando en casa y contra nueve jugadores los últimos 10′ minutos de partido es un punto que sabe a poco.

El partido comenzaba de cara para los intereses bermellones, ya que Pereira en el minuto 4′ de partido forzaba un claro penalty que posteriormente transformaba Arana. La superioridad del Mallorca sobre el Alcorcón era evidente, los chicos de Karpin dominaban el partido con claridad, sólo el juego sucio de los visitantes impedían una mayor renta. El plan alfarero surtió efecto, ya que llegarón a los minutos finales de la primera parte con un único gol en contra y con el partido igualado. Pero el Alcorcón iba ha recibir más de lo esperado, porque en el minuto 45′ Héctor Verdés empató el encuentro con un magistral libre directo.

En la segunda parte los jugadores del Mallorca se unieron a la fiesta que había proporcionado el Alcorcón en la primera parte, la del juego sucio. Durante los segundos 45′ minutos acontecieron innumerables faltas de los dos equipos y con ellas llegaron las entradas duras. Al señor colegiado se le fue el partido de las manos puesto que hasta en doce ocasiones enseñó una cartulina, tres de ellas rojas. Éste caos no supo aprovecharlo el Mallorca, teniendo en cuenta que los últimos 10′ minutos de partido jugó contra tan sólo nueve jugadores rivales. Lo mejor del partido fue el pitido final.