¿»Fácil» o amplio?

Captura de pantalla 2018-04-16 a les 18.23.02El Mallorca se ha clasificado matemáticamente para play-offs así que no está mal empezar a pensar en ellos. A falta de definirse la posición en concreto, todo apunta a que se ocupará el primer lugar de la tabla jugándose el ascenso a una sola eliminatoria.

La ilusión de cualquier mallorquinista es estar en ese momento de éxtasis – que quiero pensar será este año- en que se vuelva a dar un paso hacia delante en el camino para pisar la élite del fútbol español otra vez. Una vuelta en Son Moix sería ideal, pero las opciones son un 50%. Cara o cruz.

En este 50% de opciones de jugarse el ascenso fuera de casa se encuentra una disyuntiva que he observado a lo largo de las últimas semanas en redes sociales: ¿se prefiere un rival a priori más asequible pero con menor aforo o viceversa? Hay opiniones para todo. Continuar leyendo «¿»Fácil» o amplio?»

El Mallorca también es humano, pero su afición… de otro planeta

Corrían las 8 de la mañana, muchos de nosotros estábamos dormidos. Algunos por la resaca de la noche anterior, otros mal acostumbrados a los madrugones en buen domingo. Se había organizado por parte de la Penya Mallorquinista Universitària de Barcelona un bus con, ni más ni menos, que 55 valientes empeñados en dejarse la voz y traerse los 3 puntos a casa. Socios de la propia peña, varios Supporters que se trasladaron para la ocasión, aficionados que venían desde Mallorca…DPoyXsoW4AAaf-u

Nos embárcabamos ante una preciosa e incierta aventura. Pronto empezaron a aparecer los cánticos y con ellos la fiesta. Sí, estábamos camino de Olot ya. En el bus todos parecíamos confiados: hoy no se podía escapar la victoria. Pero esto es fútbol y cada punto que quieras ganar hay que sufrirlo. Y más en esta categoría.

No es cuestión de creer, si no de saber que las cosas se están haciendo bien, y supongo que por eso todo el mundo estaba confiado. De pronto nos vimos en Olot, bajando del bus y empezando a buscar nuestro esperado desayuno. ¡Y qué desayuno! Chocolate, churros, panceta, pa amb tomàquet (a decir verdad mejor el pa amb oli…), embutidos… Nos quedamos alucinados,  nuestros compañeros de Olot se lo montan muy bien. Así da gusto visitar La Garrotxa. Continuar leyendo «El Mallorca también es humano, pero su afición… de otro planeta»

Es la hora

Sonaba la alarma por primera vez. Eran las siete de la mañana. Desde la inconsciencia producida aún por la decadencia de un sueño profundo intenté recordar qué hacía despierto un sábado a aquellas horas. Levanté la vista como pude. En aquel momento ya lo entendí todo. Ese color rojo que destacaba dentro de una maleta «trolley» de color negro de repente me inyectó una dosis de energía y me recordó que no era un fin de semana cualquiera. “Es la hora”, me dije a mi mismo cuando ya revisaba los billetes en la app «wallet» de mi «smartphone». Sin olvidar los apuntes de la universidad (4 horas de bus daban para mucho) salí a la calle para empezar una aventura que me sonaba de otras veces. Aún era de noche. Ese color rojo que me acompañaba contrastaba aún más con esa oscuridad esperanzadora. De repente, se me escapó una pequeña sonrisa pensando en que, tarde o temprano, uno siempre se acaba levantando. Ese pensamiento en ese mismo instante: nada parecía casualidad.

El Sol ya flotaba por las alturas de un cielo más brillante. No me cansaba de levantar la mirada y de ver que todo estaba perfectamente situado. Todo me recordaba a ti. Últimamente tu tampoco dejabas de salir para seguir volando alto. Y yo no me cansaba de despegar contigo. “Si estuve allí entre lágrimas, ¿cómo no estaré ahora perdido en este bucle constante de felicidad?”, me decía mientras llegaba a mi destino. “¡Por fin domingo! Es la hora”. Los nervios ya se hacían notar a primera hora de la mañana y crecían a la misma velocidad que el Sol se alineaba para marcar las doce horas. El resto de la historia ya la sabéis. Noventa minutos más para el recuerdo. Otra jornada más se repetía el mismo capítulo de esta historia tan dulce e inacabable. Eso sí, el cielo brillaba aún más que el día anterior para continuar guiándonos el camino que debíamos de seguir. Continuar leyendo «Es la hora»