El ascenso del Mallorca de las «cinco ces»

conesa ascenso vs alcoyanoLos sesenta fueron los años en los que nuestro RCD Mallorca alcanzó por primera vez el patrimonio que supone competir en Primera División. Un hito que se consiguió por primera vez en el Estadio de Vallejo en 1960 ante el Levante y que se repitió un lustro después en Melilla.

En la temporada 1968/69, el conjunto presidido entonces por Pau Servera empezó el curso con el aragonés Vicente Sasot en el banquillo, que llegó avalado por su experiencia como segundo entrenador del FC Barcelona. El club logró retener a la principal estrella, Ernesto Domínguez, y fichar al brasileño Canario, un campeón de Europa de Europa con el Real Madrid que llegaba a la isla procedente del Real Zaragoza.

En febrero, y a falta de la disputa de 12 jornadas, aterrizó el internacional paraguayo Amado Benjamín Cáceres. Los dos sudamericanos formaron junto al jienense Conesa (máximo goleador con 15 tantos), Cano Cifré -que rechazó en julio una oferta del Deportivo para poder quedarse en la isla- un ataque inolvidable dando lugar, debido a su coincidencia en sus iniciales, al «Mallorca de las cinco ces«. Un auténtico equipazo que también contaba con Gost y Heredia -se fueron turnando- en la portería sin olvidar una zaga comandada por Bernat Sans y el central menorquín Robles, un defensa con alma de delantero como demuestran sus 7 dianas anotadas durante el campeonato.

El Luis Sitjar fue un auténtico fortín que sólo el Real Murcia fue capaz de conquistar. No obstante, los barralets eran vulnerables a domicilio. Por ello, y tras unas declaraciones en el diario Baleares en las que expresaba su malestar por el retraso en el cobro de las nóminas, Sasot fue cesado. Entonces, el plantel convenció a Juancho Forneris para aceptar un cargo que suponía su retirada como futbolista profesional. El argentino -que en esa campaña tan sólo había disputado tres choques- tuvo que recurrir a su amigo, el uruguayo Sergio Rodríguez, ya que no tenía el carnet para entrenar. El insólito tándem que dio sus frutos, pues los nuestros empezaron a mostrarse más efectivos y fiables en sus visitas.  Continuar leyendo «El ascenso del Mallorca de las «cinco ces»»