¡Por fin hay lanzador de penaltys!

Han pasado cuatro temporadas desde que el ‘Caño’ Ibagaza abandonará el Mallorca rumbo al Villarreal. Se despedía uno de los jugadores más queridos por la afición, el cuarto máximo goleador de la historia del club y uno de los jugadores referencias de este equipo. Pero además, una garantía de efectividad desde el punto de penalty.  Su último año, convirtió los cinco que ejecutó entre Liga y Copa, y con seguridad y confianza.

Desde entonces, había reinado el desastre en las penas máximas del club. Mientras que la media en Primera supera el 80% de efectividad, el Mallorca apenas alcanzaba el 30. Unas cifras ridículas. Directamente una vergüenza que en una plantilla de 25 jugadores no hubiera alguno que supiera ejecutar un penalty con seguridad. La falta de confianza y de disponer de un especialista, hicieron que pasaran hasta 9 lanzadores diferentes en tres años. Webó, Martí, Jurado, Borja Valero, Aduriz, Chori Castro, Julio Álvarez, Victor Casadesús, Ramis y Jonathan de Guzman dispararon entre Liga y Copa. Y solo De Guzman que tan solo lanzó uno y Borja Valero que lanzó dos, no desperdiciaron ninguno. La sensación era frustrante. En vez de celebrar los penaltys se cogían con una mezcla de miedo, desconfianza y malos augurios.

Hace dos semanas, tan acostumbrados a ello, vimos como la televisión enfocaba unas botas fosforitas y colocaba la pelota. Era Tomer Hemed, el fichaje israelí y el único 9 del equipo, que además lo había provocado él mismo. Otra constante de los penaltys, fue ver como Webó, Chori, Jonás, Víctor se erigían en lanzador por haber sido quién lo provocase… y con funesto resultado. Supongo que pocos habían visto a Hemed lanzar una pena máxima, pero el ariete, tomó carrera, golpeó templado y batió a Andrés, haciendo el 0-1, ante la pitada además del campo más anti judío de España. Lejos de acabar ahí, en la segunda parte, el Mallorca jugando con diez y perdiendo lograría provocar otro penalty gracias a una internada de Alejandro Alfaro. De nuevo, Hemed, en una situación aún más arriesgada, tomó carrera, esta vez engañó al portero con un lanzamiento diferente e hizo el empate.

Parecía que el Mallorca encontraba una solución a uno de sus problemas endogámicos de los últimos años. Y ayer, de nuevo la revalida. El partido superaba el minuto 90, el equipo con más corazón que cabeza buscó el empate y un balón dio en las manos de Topal y el árbitro señaló el punto de penalty. Era la posibilidad de rescatar un punto ante un equipo poderoso en un partido que se terminaba irremediablemente… y de nuevo, llegó Hemed, agarró la pelota y a lo Mendieta, esperando a que Guaita se venciese, disparó raso ajustado al lado contrario. Hemed anotaba su tercer tanto desde el punto de penalty. Hacía tanto tiempo que no veíamos un lanzador tan tranquilo y con esos aires de suficiencia que se nos había olvidado que esto debe ser lo normal.

5 thoughts on “¡Por fin hay lanzador de penaltys!

  1. Pero cuidado que a Hemed le dure poco esta buena racha porque siempre los tira igual y cuando los rivales se den cuenta volveremos a estar igual…

  2. Vamos, vamos, no seamos pesimistas. Si los sigue tirando igual, pues yo creo que incluso mejor, porque ajustándolos de tal modo, aun sabiendo el portero donde va a tirar le va a ser difícil llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *