Lo que no mata, engorda

Imaginad un Mallorca con una defensa comandada por el Capitán Nunes. Imaginad un Mallorca con Javi Márquez distribuyendo hacia delante los balones recuperados. Un Gio deshaciéndose como sin esfuerzo de la defensa rival, un João tirando caños y estrellando balones contra el larguero y un Hemed enchufado luchando por el pichichi. Imaginad a un equipo capaz de no conocer la derrota en casa.

Imaginad a un Mallorca capaz de tener al Barça contra las cuerdas, un Mallorca en Champions… tendríamos mucho hecho… y muy poco por hacer.

Quizá sea exagerado. Quizá no. Lo cierto es que ni la buena forma de los primeros cinco partidos ni la mala de los seis siguientes reflejan el nivel real del equipo. Si las lesiones hubieran llegado a final de temporada, quizá el equipo se hubiera llevado, una vez más, el palo de no entrar en competición europea. O quizá el equipo hubiera bajado la forma igualmente a pesar de contar con todos sus efectivos. Quién sabe.

Pero lo que es seguro, es que el equipo se crecerá con esta situación. Bien lo dijo el genio Einstein: «Quien supera la crisis se supera a si mismo sin quedar superado»; y es que el equipo deberá afrontar, a un punto del descenso pero a seis de Europa, una situación que le hará ser mejor equipo, y que una vez reconducido a la senda del triunfo, una vez recuperada la solidez defensiva, una vez por todas encontrada la clave para construir juego, reaparecerán las figuras de esos cinco primeros partidos, para fijar el progreso conseguido con su ausencia.

Imaginad una consolidada pareja de centrales Geromel – Conceiçao, un Fontàs adaptado al equipo, un Pina más fuerte, un Alfaro más rápido, un Marc más crecido. Imaginad un equipo capaz de sacar 7 puntos contra Celta, Rayo, y Zaragoza. Un equipo a un punto de Europa al finalizar la primera vuelta. Un equipo con sed de venganza en el Bernabéu y en el Camp Nou. Ese equipo será el Mallorca.

2 thoughts on “Lo que no mata, engorda

  1. Por fin optimismo!
    Yo también creo que cuando esten todos, este mallorca será otra cosa.
    Te compro todos los argumentos, pero el de Alfaro…lo dudo!! 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *