La venta de Güiza y Borja pudo ser una farsa

El horno no esta para bollos. Si la situación del RCD Mallorca ya de por sí es turbulenta, no quiero pensar que puede pasar si la noticia que hoy desvela Mallorcadiario es cierta. Resulta que la LPF ha confirmado a este diario que las cláusulas de rescisión de Dani Güiza y de Borja Valero no se ejecutaron.

El asunto es bastante delicado y podría poner contra las cuerdas más si cabe al «desaparecido» y aún presidente de la entidad Vicente Grande, ya que aseguró que la marcha de estos dos jugadores fueron inevitables y que tanto el Fenerbahçe turco como el West Bromwich inglés pagaron las cláusulas de ambos jugadores (15 y 6 millones respectivamente), sin poder hacer nada por retenerlos.

Lo peor de todo esto es que la afición se siente engañada y traicionada por su presidente. Si la venta del pichichi español y bota de plata europeo por 15 millones de euros ya escoció (teniendo en cuenta que el «gol» en el mercado se paga muy caro), la situación se agrava si tan siquiera se llegó a pagar esa cantidad.

El caso de Borja Valero no es diferente, ya que tras la venta de Ibagaza, nadie podía pensar que el club dejase escapar a uno de los jugadores con más talento de la plantilla y pieza clave en el esquema de Manzano. La pitada que la afición le dedicó al presidente el día de la presentación del club fue de órdago. No quiero pensar como recibiría la afición una posible comparecencia de Grande en el palco del Ono Estadi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *