¿Cuándo debemos creer en el ascenso del Mallorca?

El RCD Mallorca haciendo piñaFoto: Martín Comas

Empieza el mes de diciembre, teniendo a tocar el parón navideño, y el Mallorca ocupa la sexta plaza y última que otorga derecho a participar en las eliminatorias del play-off de ascenso. En el mes de agosto se iniciaba la temporada con la condición de recién ascendido y una unanimidad prácticamente generalizada de que el objetivo a lograr era una permanencia holgada. Pero, ¿y ahora?

Los bermellones presentan un margen de 12 puntos con el descenso y una solidez defensiva que junto a la eficacia arriba propician una línea ascedente que no vislumbra nada que la obstaculice. No obstante aun no se tiene muy claro si se debe cambiar el objetivo y más con los disgustos recientes en Segunda División. Algunos ya hace tiempo piensan que el ascenso es posible, otros aun sufren por la permanencia y la gran mayoría no sabe qué pensar. Quizás por miedo, quizás incertidumbre, quizás por experiencias pasadas.

Yo soy uno de los últimos, y es que tampoco los propios jugadores tienen un discurso común. En diversas entrevistas los bermellones han mostrado opiniones dispersas: «aun nos queda mucho para llegar a los 50 puntos», «queremos ir partido a partido» o «¿por qué no soñar con el play-off?».

Ahora viene un Málaga que había arrancado imparable pero ha entrado en crisis. Una victoria podría propulsar al equipo y dar un golpe sobre la mesa para decir: «Aquí estamos para ascender». O quizás aun conviene esperar para ilusionarse. Sea como sea, al menos esta vez si hay lugar al optimismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *