RCD Mallorca 2 – 1 Elche CF: Con un par… de goles

Con un par de goles y una intensidad notablemente superior a lo visto a lo largo de la temporada, el RCD Mallorca se llevó tres puntos frente a un Elche que consume así sus opciones de entrar en puestos de play-off. La afición mallorquinista, que se había movilizado en los días previos, llenó el estadio para apoyar a su club en estos momentos tan delicados del campeonato.

Los de Fernando Vázquez, por lo tanto, seguirán dependiendo de sí mismos en la agónica carrera para eludir el descenso y traslada toda la presión a sus rivales directos. Un importante golpe de autoridad y ambición que deberá repetirse dentro de escasos días, contra el Córdoba, si quieren conservar la categoría.

Ficha del partido

Real Mallorca: Wellenreuther; Company, Truyols, Aveldaño, Joan Oriol; Damià, Sissoko, Lago Junior (Pol Roigé, 72’), Salomao (Campabadal, 77’), Pereira (Acuña, 60’); Ortuño.

Elche: Javi Jiménez; Lolo, Isidoro, Jose Ángel, Álex M.; Mandi, Cristaldo, Álex Moreno, Espinosa; Sergio León, Álvaro.

Goles: 1-0 minuto 23 Lago Junior; 2-0 minuto 79 Pol Roigé; 2-1 minuto 91 Jose Ángel

Árbitro: Arias López. Amonestó a los locales Wellenreuther y Salomao; por parte del Elche mostró tarjeta amarilla a Lolo, Álex Martínez y Pelayo.

Resumen

Ya desde el principio, cuando el colegiado Arias López dio comienzo al partido, el equipo balear mostró una actitud mordiente e incisiva sobre el rival. Una actitud ambiciosa y solidaria de todos los hombres de campo que supo reconocer la grada en cada balón disputado. Sin embargo, pese a que el terreno de juego se inclinaba cada vez más sobre el área ilicitana, tuvimos que esperar al minuto 23 del encuentro para cantar el tanto del mallorquinista Lago Junior tras rematar al fondo de la portería un balón que parecía no querer entrar tras erróneos intentos de varios jugadores dentro del área.

Con un dominio claro del balón por parte de los jugadores del técnico gallego, y con un Sergio León bien atado, se llegaría al descanso.

En la reanudación el guión no reservó tan protagonista papel para el RCD Mallorca al que le atenazó sensiblemente el miedo a encajar gol. Sin embargo, cuando el equipo se mostraba más impreciso y mermado físicamente, llegó el tanto de la tranquilidad a cargo de un Pol Roigé que entraría desde el banquillo.

Ya con el tiempo cumplido anotó el Elche tras varias acciones a balón parado. Ya no habría tiempo para nada más. Tres puntos vitales que se quedan en el feudo mallorquinista y que le acercan, a la espera de lo que hagan hoy miércoles sus rivales, a conservar la categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *