Cádiz CF 1 – 1 RCD Mallorca: Mejoría paulatina

Foto: LaLiga

Ficha técnica

Cádiz C.F.: Cifuentes; Carpio, Aridane, Servando (Luís Ruíz, 69′), Brian; Garrido, Mantecón, Salvi, Abel (Güiza, 59′), Álvaro (Eddy Silvestre, 77′); Ortuño.

R.C.D. Mallorca: Santamaría; Company, Yuste, Raíllo, Oriol; Culio, Juan Domínguez, Juan Rodríguez, Lago (Damià, 65′); Brandon (Campabadal, 92′), Óscar Díaz (Lekić, 75′).

Árbitro: Valentín Pizarro Gómez (Colegio madrileño), amonestó al local Aridane y a los visitantes Brandon y Campabadal. Expulsó por doble amarilla al bermellón Company.

Goles: (1-0) 29′: Ortuño de penalti, (1-1) 66′: Óscar Díaz.

Resumen

El Mallorca logró sacar un punto de un campo que se presume complicado como el Ramón de Carranza a pesar de empezar por debajo en el electrónico y tener que hacer frente a un Carpio imperial en este partido con horario de brujas. El equipo supo no rendirse y ofreció un fútbol muy vistoso para a lo que nos tienen acostumbrados nuestros jugadores.

Los hombres de Fernando Vázquez saltaban a un casi lleno coliseo cadista con la presión de necesitar demostrar que se habían dejado atrás los cuentos del pasado, y lo consiguieron. El Cádiz fue un mero observador del partido los primeros veinte minutos, la posesión era aplastante: 77% a favor del Mallorca. Pero faltó lo más importante, el gol, un Carpio estelar se encargó de neutralizar todas los ataques por su banda. Justo cuando los visitantes se encontraban bien, cuando se olía el gol aunque fuese un poco de lejos, Company empujó a Ortuño dentro del área y el yeclano batió a Santamaría desde los once metros para adelantar al submarino amarillo y perpetrar la ley del ex mallorquinista. Ese gol minó la moral de los mallorquinistas, quienes fueron perdiendo fuelle y perdiendo el dominio del partido sin llegar a pasar demasiados apuros hasta llegar al descanso.

La segunda parte significó la cara opuesta a la primera: los barralets empezaron tal y como habían acabado quince minutos antes, incapaces. Pero con el paso de los minutos, los rojinegros incrementaron sus internadas en el campo gaditano y también las llegadas al área. Primero vinieron centros que no encontraban rematador. Luego, balones que se encontraban nuestros delanteros pero que no llegaban a puerta. El proceso culminó cuando a algo menos de media hora para el final, Oriol puso un centro que Juan Rodríguez no pudo controlar pero que cayó perfecta para que Óscar Díaz se volviese a enamorar del gol, y nada más y nada menos que para dar un punto a su equipo. El Mallorca continuó siendo el equipo que más buscó el gol tras la igualada, pero Cifuentes no tuvo que lucirse mucho. Los hombres de Álvaro Cervera solo parecieron interesados en marcar tras la expulsión de Company, pero no quedaba tiempo para más.

El Mallorca parece haber aprendido la lección, y deberá demostrarlo ante todo un crecido Real Oviedo tras su victoria del pasado sábado frente al Almería y que necesita los tres puntos para empezar a abrir hueco junto con el grupo de cabeza. La demostración no estará exenta de presión ya que aún no se han cerrado las heridas de la derrota ante el Reus y la afición exigirá el máximo para conseguir como mínimo la primera victoria de la temporada y empezar a respirar un poco de tranquilidad deportiva, que hace falta.

One thought on “Cádiz CF 1 – 1 RCD Mallorca: Mejoría paulatina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *